Al menos siete personas murieron y otras 20 resultaron heridas este domingo tras la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala.

Un “flujo” de material volcánico golpeó una casa en la comunidad de El Rodeo, lo que dejó cuatro muertos, informó Sergio García, director de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Los cuerpos de otras tres personas fueron encontrados en una barranca, además de que se rescataron a 20 personas heridas.

Dos de los fallecidos estaban contemplando el avance del material volcánico y fueron arrastrados por la crecida del caudal, informó García:

“Ninguna persona debe estar a menos de 200 metros de un lugar de riesgo”: advirtió.

El volcán registró varias explosiones desde las 11:00 horas que generaron una columna de cenizas de 10,000 metros de altura y se esparció a kilómetros de distancia.

Se trata de la explosión más fuerte que se haya registrado en los últimos años, según la dependencia.

Cabe mencionar que esta erupción es la segunda que se registra este año.

En la ocurrida el pasado 1 de febrero, el volcán tuvo 20 horas en actividad, tiempo durante el cual expulsó flujos de lava y causó actividad sísmica y explosiones.