Durante los años 90, llegaban a México tantos aviones procedentes de Colombia cargados de cocaína que “parecía una invasión”. La anterior afirmación salió a la luz durante la segunda participación del ex líder del Cartel del Norte del Valle de Colombia , Juan Carlos Ramírez Abadía “el Chupeta” como testigo durante el juicio contra Joaquín Guzmán Loera “el Chapo”, que se realiza en una Corte de Nueva York en los Estados Unidos. Durante su testimonio, “el Chupeta” reveló que vendía cocaína colombiana “de la mejor calidad” a Joaquín Guzmán desde 1990 para que la cruzara a los Estados Unidos y la entregara a miembros del cártel colombiano en Los Ángeles y Nueva York. Para ilustrar la cantidad de mercancía, Ramírez Abadía, narró una reunión con Juan Esparragoza Moreno “el Azul” en la que también habría participado el “Chapo” Guzmán. La reunión habría ocurrido dentro de una cárcel mexicana, pues Esparragoza estaba preso junto con otros miembros del Cártel de Sinaloa y en su celda “no faltaba la marihuana, bebida y todo tipo de comida”. “El Azul me dijo a modo de chiste: ‘mi compadre (Guillermo González) Calderoni me dijo que están llegando tantos aviones con coca de Colombia que los gabachos dice que parece que están invadiendo México”, dijo Ramírez Abadía, según informan varios medios nacionales y extranjeros. Desde hace 10 años Ramírez Abadía está preso en los Estados Unidos y en su primera participación en el juicio, confesó haber asesinado y mandado asesinar a 150 personas, resaltó que “el Chapo” era el más rápido para cruzar los cargamentos.