Los morenistas Cuitláhuac García Jiménez y Adán Augusto López Hernández, gobernadores electos de Veracruz y Tabasco, respectivamente, anunciaron que como parte de sus planes de austeridad pondrán a la venta las aeronaves gubernamentales y viajarán en vuelos comerciales o por vía terrestre.

Imitando a su líder, el fundador de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien plantea rentar la aeronave perteneciente al Estado mexicano y así –según él– recuperar recursos para aprovecharlos en ámbitos públicos.

Cuitláhuac García Jiménez indicó que son ocho aeronaves, entre aviones y helicópteros, con las que cuenta el gobierno de Veracruz, las cuales no serán utilizadas por él. Adelantó que en breve presentará una propuesta sobre qué hacer con éstas. También propuso reducir –como AMLO– su salario a 57 mil pesos mensuales.

Tras un encuentro en tabasco, en el cual también participó Rutilio Escandón Cadenas, gobernador electo de Chiapas, el próximo gobernador de Veracruz reconoció que hasta el momento no sabe cuánto se eroga en mantenimiento y renta de aviones, pero insistió en que su administración no tendrá estos gastos.

Mientras tanto, Adán Augusto López Hernández anunció que venderá tres aeronaves propiedad de la entidad y dejará de rentar el hangar en la terminal aérea. “Este gasto se va a terminar”.

Detalló que el objetivo es tener ahorros significativos, ya que la actual administración de Arturo Núñez erogó por renta de aviones 64 millones 601 mil 972 pesos, de 2014 a 2018.