Por Arturo Melo

Mucho se ha dicho sobre las consecuencias positivas del buen dormir, si bien es cierto, es satisfactorio y reparador del cuerpo cuando se duerme de manera adecuada las horas que se requieren siete horas, ocho horas, etc. Y que estas sean corridas sin pausa alguna, y de los efectos benévolos que conlleva el buen dormir.

En un día común en el acontecer diario, tenemos un sinnúmero de sucesos, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, si esos sucesos son buenos que bien, si son regulares no hay tanto porque preocuparse, pero si hubo algo en el día que se conflictuo, se agravó, y no pusimos nada de nuestra parte por darle la mejor de las soluciones, pasaron días, y días y ese conflicto se volvió una fijación personal, tan personal que ya es parte de nuestros pensamientos, y esos pensamientos están latentes momento a momento, tanto que hasta nos vamos a la cama con ellos. ALTO, es importante poner un alto a esos pensamientos negativos, de conflicto, sobre todo cuando está en nuestras manos el poder hacerlo y darle solución. ¿Cómo podemos darle solución a los problemas que están en nuestras manos?. La respuesta parecería muy sencilla cuando se trata de personas que manifestamos nuestras emociones y aclaramos; pero si somos de las personas que nos cuesta expresar y manifestar lo que sentimos o pensamos, de seguro nos iremos a la cama con esa molestia, ese sentimiento de amargura, coraje, ira, y así nos mantenemos durante días, quizá meses o tal vez años.

Aquí en estos casos, ese ALTO, se nos fue y nos quedamos con esa carga en nuestros pensamientos, posiblemente la otra persona con la que tuvimos esa divergencia, tal vez ya ni se acuerde, pero nosotros andamos aun cargando eso en nuestro cerebro, y al estar en nuestro cerebro podemos hasta llegar a dormir y ahora soñar el suceso, porque ya para ese tiempo, eso que tal vez podía haber sido algo solucionable, se convirtió en un grave problema, pero no para la otra persona sino para nosotros mismos, porque ya nuestro cerebro alberga pensamientos negativos.

Si eso ha sucedido en alguna ocasión, lo más seguro es que seamos de las personas que estemos acumulando y acumulando conflictos diversos, lo que resumiríamos en una palabra BASURA, si basura mental, porque al no poder darle respuesta en un momento dado, se generó, se almacenó, se amalgamó, todos esos sentimientos encontrados en nuestro cerebro. Lo que trae como consecuencia que nuestro cerebro este trabajando pero de manera negativa, y con el paso del tiempo, vendrán diferentes manifestaciones en nosotros entre ellas las enfermedades, si bien es cierto, muchas de ellas son patológicas, también es cierto que nosotros las vamos generando o que nosotros las generamos, nuestro cuerpo funciona de una forma tan sorprendente y tan inteligente que no sabemos cómo funciona al 100%, entonces nuestro cuerpo humano, en algunas veces por deficiencias alimenticias, deficiencias de ejercicio, deficiencias de positivismo, y sumándole problemas no resueltos, muchos de los órganos del cuerpo empiezan a deteriorarse, por la baja en sus defensas que nosotros mismos generamos.

Entonces retomando el punto de cuando tenemos un problema, lo más saludable para todos principalmente para uno, es hablar y darle la mejor de las soluciones, pero nos vayamos a la cama y nos durmamos con ese enojo, esa molestia, solventemos y veremos que nuestra mente y nuestro cuerpo nos lo agradecerán.

FB: arturomeloherrera

MAIL: arturomelo25@hotmail.com