Este martes se cumplen 17 años del atentado en Nueva York.

Si bien existe una versión oficial sobre los atentados en las Torres Gemelas y el Pentágono, las teorías paralelas siguen circulando en la red hasta el día de hoy.

Los supuestos ataques del 11 de septiembre de 2001 (denominados comúnmente como 9/11 o con el numerónimo 11-S u 11S) fueron una serie de atentados cometidos mediante el supuesto secuestro de aviones comerciales para ser impactados contra diversos objetivos, entre los cuales se encuentra la demolición de las Torres Gemelas, así como daños en el edificio del Pentágono.

Autoatentado

Una de las teorías más sonadas es la que señala que fue el mismo gobierno de Estados Unidos, encabezado por George Bush, el que planificó y ejecutó los ataques que generaron más de 2.500 muertos.

“El verdadero autor del 11-S fue el gobierno de George W. Bush”, aseguró David Ray Griffin, un docente universitario que ha dedicado 15 años y más de 10 libros para defender esta polémica teoría.

Tomando en cuenta los argumentos de sus defensores, la intención de la gestión de Bush para atentar contra Estados Unidos era legitimar su intervención militar posterior en zonas con grandes reservadas de petróleo como Iraq y Afganistán; así como poder desencadenar una guerra mundial.

Demoliciones controladas

Un informe del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos concluyó que los aviones que chocaron contra las torres dañaron las columnas de soporte de los edificios, lo que causó el derrumbe. Dicho informe defiende la falsa teoría de que existió un ataque terrorista, sin embargo los edificios cayeron enteros uno a uno, sin mencionar el otro edificio a poco más de 100 metros que fue derribado de la misma manera que los dos anteriores.

Este último edificio albergaba los artefactos que usaron para el derrumbe perfecto de los edificios.

Sin embargo, una teoría alternativa sugiere que los aviones no ocasionaron la caída de las torres, sino que fue una demolición controlada la responsable del desplome. El principal hecho para “probar” este argumento es el rápido colapso de los edificios -unos 10 segundos-, los incendios de corta duración (entre 56 y 102 minutos) y sonidos de explosiones que se registraron antes de los colapsos.

Según un capítulo de la conocida serie documental "The Conspiracy Files" de BBC, que reúne relatos de testigos y expertos que ponen en duda la veracidad de los informes del gobierno, los 47 pilares internos hacían imposible el derrumbe inmediato y total provocado por un solo impacto aéreo.

La investigación oficial refiere que “no se halló evidencias” de explosivos y explica que las explosiones controladas no se dan de arriba hacia abajo, como en el caso de las Torres Gemelas.

No obstante, por su propia parte, los teóricos de la conspiración sostienen que estas edificaciones se destruyeron como consecuencia de una demolición controlada, como habría ocurrido con el edificio 7, el cual no sufrió ningún tipo de impacto pero se derrumbó siete horas después que las torres.

El informe gubernamental indica que el desplome de la torre 7 "fue consecuencia de los incendios”, pero los detractores indican que no es posible que un edificio de acero se haya derrumbado como consecuencia de las grandes temperaturas.




¿Qué golpeó al pentágono?

Tras los ataques, algunas voces preguntaban cómo un avión, como el Boeing 757, pudo chocar contra un edificio prácticamente invulnerable como el Pentágono sin dejar rastros. Entonces, la explicación que dieron algunos teóricos se basaba en que no fue un avión comercial el que chocó contra el edificio del Pentágono, sino un misil o una pequeña aeronave.

Luego de que las investigaciones posteriores probaran que sí fue un avión comercial de American Airlines el que colisionó con la sede de Defensa de Estados Unidos, los teóricos se enfocaron en cuestionar la maniobra del piloto que estrelló la nave en el edificio, pues consideraban que éstas eran muy complejas para que una persona sin instrucción de vuelo pudiera ejecutarlas. Aseguran que no fue un piloto de Al Qaeda, sino del mismo Pentágono.

La investigación halló restos del avión, además de la caja negra. Los videos del momento no mostraron una gran cantidad de escombros; sin embargo, imágenes posteriores sí revelaron partes de la aeronave y postes de luz rotos, que demostraban la trayectoria de la nave.




Relación de Bush con Bin Laden

En el documental "Fahrenheit 9/11", Michael Moore revela las relaciones comerciales que las familias del expresidente de Estados Unidos y del terrorista tuvieron por muchos años. Según el documentalista, estos negocios llegaron a su fin por conflictos de interés y se necesitaba la fuerza militar para revivirlos, por lo cual era necesario orquestar un atentado que justificara una intervención militar.

.


11s EUA GORGE_BUSH AUTOATENTADO