Es grave el rumbo que están tomando los nuevos gobiernos municipales. El año pasado había mucho malestar en la población por los gobiernos que existían, por eso se votó en favor de un cambio, por representantes que le dieran al pueblo el valor que se merece; recuerdo al hoy Alcalde de Xalapa, el señor Hipólito Rodríguez Herrero, caminar por algunas Colonias de Xalapa y andar repartiendo sus volantitos de la esperanza, en la que se apreciaban como propuestas de campaña para Xalapa gobernar de forma honesta, austera, profesional y eficiente; y otra, promover un municipio saludable .

Durante su discurso, en el que marco de su toma de protesta como Alcalde, dijo:
Vamos a tener un gobierno que combata la corrupción, no vamos a permitir que la nación observe a Veracruz como el lugar donde nació una casta política corrupta y nefasta. Somos muchos más los veracruzanos que trabajamos de manera limpia y honesta, comprometidos por el bienestar de nuestra gente.

En referencia a lo anterior, tiene razón el Alcalde, somos más los veracruzanos honestos, limpios y comprometidos; sin embargo todo indica que se le olvidó lo demás, pues se está rodeando de esa casta de políticos y funcionarios corruptos que sólo se aprovechan de sus amistades para conseguir un puesto y seguir enriqueciéndose, caso particular el de los Hermanos Guerrero García: Luis y Clementina.

El primero fue designado Contralor Interno de la CMAS y la segunda, recién nombrada Tesorera del Ayuntamiento.

Ahora bien, hablar de Luis Guerrero García es sinónimo de autoritarismo. Apenas en este año realizó las modificaciones al reglamento interno de la Comisión para que no hubiera problema en su nombramiento, creando, a modo, unidades para que sus recomendados quedaran como jefes.

Sin embargo carece de experiencia al igual que su equipo de trabajo: hacen ruedas de prensa vanagloriándose de los múltiples desfalcos que ha sufrido ese organismo; pero por hacer las cosas de manera rápida para que vean que sí trabaja, esto va a terminar como lo que tanto han criticado. Sólo esperemos que no echen la culpa a nadie más de su fracaso, y de la exhibición de su gobierno, que para ¡profesional y honesto, le falta mucho! Y más con este tipo de colaboradores. Tiempo al tiempo, señor Alcalde.

Clementina Guerrero es una persona que viene del yunismo, amiga de Miguel Ángel Yunes Linares desde que ambos eran estudiantes de la Universidad Veracruzana; fue el alfil de MIYULI para adentrarse en la comunidad Universitaria; experta en el manejo de finanzas, aunque sea para su conveniencia. ¿Qué acaso el gobernador electo, Cuitláhuac García, no ha dicho a los cuatro vientos que no tendrá colaboradores que hayan trabajo con Duarte y Miguel Ángel?.

La respuesta es SÍ, sin embargo al señor alcalde de Xalapa le vale; él pone a quien quiere (bueno, a quien le digan). Si al menos Clementina hubiese sido transparente a su paso por la SEFIPLAN, más de uno aplaudiría el nombramiento de tesorera de Xalapa; pero, por el contrario, engañó a los alcaldes y fue la encargada de reestructurar la deuda pública.

Apoyó a Miguel Ángel Yunes durante toda su campaña para gobernador, por eso fue la elegida para iniciar el camino del yunismo desde el flanco más lastimado por el saqueo duartista, las Finanzas.
El gobernador electo Cuitláhuac García dijo, que Yunes montó un show mediático por que no integró bien las acusaciones contra Duarte; esperemos, señor Hipólito, que eso no le pase a usted, con la calidad de colaboradores de los cuales se está rodeando, no vaya suceder que le echen abajo toda su buena voluntad.
EL alcalde está muy lejos de lo que dijo durante su discurso, estamos aún más lejos de lo que usted pregonaba por las calles y en sus mítines.

Del mismo modo, usted no nos está brindando el gobierno honesto, eficiente y profesional que prometió y mucho menos un municipio saludable, porque los únicos que se ven saludables son los colaboradores (corruptos, nefastos y autoritarios) que tiene. Y recuerde las palabras de Maquiavelo, Si quien gobierna no reconoce los males hasta que los tiene encima, no es realmente sabio.

Lo demás depende de él, el quedar en el recuerdo como el mejor Alcalde o como uno más que no supo qué hacer porque prefirió sumarse a los que robaron a costa de los impuestos ciudadanos.

XALAPA AYUNTAMIENTO HIPOLITO